Jesteś tutaj: prof. Jacek Bartyzel » Eseje i artykuły naukowe » Sobre las trampas de las asociaciones precipitadas. Un comentario al escolio de Nicolás Gómez Dávila: «Santo Tomás: ¿un “orléaniste” de la teología?»

Sobre las trampas de las asociaciones precipitadas. Un comentario al escolio de Nicolás Gómez Dávila: «Santo Tomás: ¿un “orléaniste” de la teología?» (resumen)

Jacek Bartyzel

En la primera parte del artículo se precisa el contenido del término “orleanismo” que es la palabra clave en el escolio de Nicolás Gómez Dávila. La noción se refiere al régimen de Luis Felipe de Orléans de una línea colateral de los Borbones, quien reina en Francia en los años 1830-1848. Identificando el orleanismo como una forma típica del liberalismo político, pues una ideología que se sitúa en medio de la díada política “derecha – izquierda”, se subraya una tensión entre ala derecha que se acerca al conservadurismo representada sobre todo por Francisco Guizot y la llamada “izquierda dinástica” dirigida por Adolphe Thiers.

Como las ideas distintivas del orleanismo destacan: 1. La usurpación dinástica que viola las leyes fundamentales del Reino de Francia y crea un híbrido político y jurídico que une la tradición monárquica y el bonapartismo (Luis Felipe como el “rey de los franceses” y no rey de Francia); 2. Reconocimiento de un supuesto contrato entre el “príncipe” y el “pueblo” como la fuente del poder en la monarquía constitucional que evoluciona hacia la monarquía parlamentaria en la que el “rey reina, pero no gobierna”; 3. Descristianización y laicización del sistema estatal y de la vida política: la monarquía orleanista es el “gobierno que no se confiesa”; 4. El aspecto plutocrático del régimen dominado por las “dinastías burguesas”; 5. Reconocimiento del laisser-faire en la economía, pero con un elemento de protecccionismo en el comercio. En la última instancia la fórmula que expresa el principio del orleanismo – por los menos intencionalmente – es el “justo medio” (juste milieu) entre la “reacción” católica y monárquica y la “revolución” democrática a ultranza y social.

En la segunda parte del artículo se busca unas posibles fuentes de la asociación del orleanismo y de Santo Tomás en el escolio de Nicolás Gómez Dávila y se llega a la conclusión que el único punto de encuentro probable es la regla orleanista del “justo medio” con la que el autor de escolio ha podido relacionar la via media del Aquinate entre el fideismo y el racionalismo en la teología. Es imposible que Gómez Dávila en su asociación tome en cuenta los rasgos estructuales del orleanismo porque ellos (ej. el laicismo estatal, la usurpación) contrastan con la ortodoxia católica y monárquica de Santo Tomás o están estrictemente unidas con un momento histórico concreto por él desconocido. Luego se examina criticamente el escolio desde la posibilidad de ampliar la analogía hasta abarcar ella la regla del “justo medio” en la teoría de la virtudes de Aristóteles. El análisis de esas asociaciones posibles conduce a las conclusiones siguientes: 1. El principio ético de Aristóteles no se puede ligar con la via media teológica de Santo Tomás puesto que la razón y la fe no son ningún exceso en relación con la virtud deseada; 2. El juste milieu orleanista solo en teoría es un medio entre la “reacción” y la “revolución” porque todos los fundamentos ideológicos y prácticos del orleanismo derivan exclusivamente de la revolución (el orleanismo es meramente una “conservación” de la revolución en su forma moderada [burguesa] contra la revolución radical [proletaria] que se aproxima). Citando a Juan Donoso Cortés, que denomina al orleanismo la “monarquía en estado de protestantización” y lo considera como el orden mezclado con el error (del laicismo y de la usurpación), no puede atribuírsele el valor del “medio justo” entre los extremos erróneos, así como el protestantismo religioso no es el “justo medio” entre la verdad católica y el error ateísta, sino una mezcla de la verdad y del error.

Entonces la última conclusión consiste en afirmar que dado que nada justifica la identificación de las cuestiones tan distantas como via media de Santo Tomás entre el fideismo y el racionalismo en la teología, aurea mediocritas en la teoría de las virtudes de Aristóteles y la idea política de juste milieu en el orleanismo, hay que reconocer que la asociación de Santo Tomás con el orleanismo en el escolio de Nicolás Gómez Dávila es meramente una expresión de una fuerte aversión del autor al tomismo o – más ampliamente – al método escólastico que “esboza explicación del hecho misterioso”. Sin embargo hay que recordar que el autor del escolio lo termina con el signo de interrogación: pues no es un juicio categórico.

 traducción: Krzysztof Urbanek

La primera edición: Oczyszczenie inteligencji. Nicolás Gómez Dávila — myśliciel współczesny?, (ed.) Krzysztof Urbanek, Furta Sacra, Warszawa, 2010, págs. 135-137.

PMK Design
© Organizacja Monarchistów Polskich 1989–2022 · Zdjęcie polskich insygniów koronacyjnych pochodzi z serwisu replikiregaliowpl.com.